...

"Escritos PARA GENTE AUTO-MÓVIL y con prisa"

Mi propia pista quiero entregar... / Y quien quiera en ella avanzar ... / que sea con su propia voluntad... /
Sólo personas auto-móviles pueden pasar... / Con Alma , Libertad, Inteligencia y Voluntad.

(P.D. No pretendo ser ejemplar, sólo me quiero desahogar...y católica protestante me verás... sobre todo contra la palabra "hombre" lo verás... pues no representa bien a la persona o la humanidad.



lunes, 18 de marzo de 2013

Teoría de los Caramelos con Envoltorio.


Las personas somos como los caramelos con envoltorio, todas somos buenas, pero no tenemos por qué gustar a todo el mundo. 

Los caramelos deben tener un envoltorio que los proteja de los agentes externos que puedan dañarlos. Pero para que el envoltorio resulte eficaz, éste debe ser respetado y cuidado. En cuanto reciba algún tipo de impacto que lo dañe, la sustancia del caramelo también puede resultar dañada y alterada, e incluso contaminada o corrompida.

A la persona le pasa lo mismo. El papel que tiene que cuidar en su vida es como el envoltorio del caramelo, con la diferencia de que el caramelo no tiene inteligencia y voluntad, y la persona sí.

En la medida en que la persona sea capaz de cuidar su papel en la vida para protegerse asi mísma y respetar el de los demás, mejor estará la sustancia genuína que la caracterize, y que está en el interior. 

El papel en la vida engloba diferentes dimensiones a la vez: La Familiar; La Amistad; La Laboral; La Social ; La Espiritual, que cuando se tiene en cuenta, hidrata y armoniza el resto de dimensiones.

Si nos proponemos cuidar nuestro papel en la vida, y conseguimos que éste no se corrompa, conseguiremos mantener la sustancia de dentro protegida y con el sabor en condiciones, le guste a quien le guste.

Pero cuidado, no somos caramelos, somos personas. Y no debemos dejarnos comer así como así, sino que debemos disfrutar los unos de los otros sin permitir que nadie corrompa nuestros papeles en la vida. Como decía Cristo, “amar a tu prójimo como a ti mísmo”.

Ahora bien, ¿cómo saber qué es lo dañino o no dañino para nuestro papel?. En un sentido figurado, serían todos aquellos elementos que hacen que la sustancia del caramelo pierda su sabor y su valor nutricional.

Por ejemplo, si un caramelo es pisoteado con un zapato en la calle, éste se aplastará, se llenará de suciedad, perderá parte del caramelo, y en definidas cuentas, no estará preparado para cumplir con la misión para la que fue creado: alimentar de forma agradable y sana en su justa medida. Como mucho y con suerte se lo comerá un perrito o gatito de la calle, y encima no será una dieta adecuada para el animalito. O lo más probable es que acabe en el cubo de basuras cumpliendo otras misiones diferentes y contra su propia naturaleza.

Las personas que se dejan corromper, por ignorancia del sentido y valor de su propia existencia, sufren de igual manera. 

Y ahora pongo mi guiño de creyente católica:

A veces nos cuesta tanto cuidarnos, que nos descuidamos y nos corrompemos. Pero Dios se ofreció en su momento para que le pidiéramos ayuda sin complejos, y si Dios es el dulce más bueno del mundo, nosotros para él somos irresistibles. Y aquí entra la práctica de los sacramentos, la confesión y la vida con valores de respeto y libertad que permitan el desarrollo sostenible de la sociedad.

miércoles, 13 de marzo de 2013

El Mundo Perfecto

Si todo fuera tan fácil, qué fácil sería todo.

Aburrimiento y Diversión

Qué aburrido es el aburrimiento y qué divertida la diversión, 
aunque ambos juntos pueden tener comprensión.
El problema surge cuando la diversión es el aburrimiento
y el aburrimiento es la diversión.

martes, 12 de marzo de 2013

Los Clavos de Cristo y la Gravitación Universal


El mundo nunca ha sido perfecto.
Redonda encrucijada con clavos transparentes
que nos impiden evitar la realidad de los tiempos.

lunes, 4 de marzo de 2013

EL INTERIOR

Tarde o temprano consigo encontrarla,
y cuando la encuentro, siento la paz,
y para encontrarla, tengo que llamarla.
Llamarla con la llama que sale de tu espíritu, 
que sólo actúa cuando me dejo querer por el Amor.